ESCOLA D’ESQUÍ BOÍ TAÜLL 2021

 

Tras la última acción formativa en la escuela (hace ya algunos años), este diciembre volvimos de nuevo a compartir varias actividades con los miembros que trabajan en la estación más alta del Pirineo catalán.
Tratando de combinar teoría y práctica, pusimos en relevancia aspectos clave, sobre los que hay que depositar el esfuerzo de todos nosotros, si pretendemos crecer profesional y personalmente.

 

La última vez, nos dimos encuentro en el hotel BoíTaüll resort de Pla de l’Ermita.
En esta ocasión, nos reuníamos en la propia estación, para así trabajar aspectos clave, como por ejemplo:

  • La cohesión del grupo
  • El liderazgo en la comunicación
  • La resiliencia
  • La asertividad
  • El miedo a la puesta en escena
  • La empatía. Con el cliente y con el compañero de trabajo
  • Otros

Para ello, reuniríamos a 22 asistentes del total del equipo conformado de monitores, dirección y pedagogía infantil (profesionales de educación infantil y guardería).
Este personal, tiene un alto porcentaje rotativo debido a la «eventualidad» que supone el desempeño del monitoraje (al antojo del elemento más importante: La Nieve).

 

 

Comenzamos con la definición de nuestras habilidades sociales, las cuáles son básicas a la hora no sólo de trabajar y relacionarnos de cara al público (como es el caso), si no para el bienestar físico y emocional propio de nuestro día a día, ya sea rodeados por nuestros familiares, amigos, pareja u otros allegados de interés.
Es por eso, que es básico conocer la importancia que tiene generar las suficientes herramientas emocionales que nos han de acompañar en los momentos de «nuestros YO» más extremos.

En esta ocasión, quería empezar fuerte con un clásico: Víctor Küppers.

Partiríamos definiendo la importancia que tiene la Actitud personal en todo esto. Nuestra actitud, es nuestro sello, la firma, la esencia que nos conforma hacia lo que somos, en el como funcionamos, pensamos, nos relacionamos y emocionamos. Es por eso que la ACTITUD es lo primero que tenemos mirar de no perder nunca, pese a que las circunstancias nos inviten a ello.
La actitud, es la que permite trabajar a diario tu AUTOESTIMA, la cuál fundamentará las bases de todo lo anterior.

¿QUIÉN SOY?

La pregunta del millón. Muchas veces te la han/has planteado.
Es por aquí, por donde tenemos que empezar a la hora de trabajar nuestra autoestima. El 93% de la gente, dice ser quien no es según estudios recientes de la universidad de Michigan. Es por eso que tenemos que trabajar en el «YO» y en conocernos muy bien, para tratar de ser coherentes y hacer lo que pensamos.
Modas, miedos, intereses, fobias y otras muchas razones, empujan a cientos, miles, millones de personas a plasmar por ejemplo en RRSS imágenes de «emociones no correspondidas con la realidad». Esto, tiene un doble peligro:

– Esconder emocionalidades reales, problemas o abismos personales.
– Acabar creyéndonos la «fictícia» personalidad que estamos mostrando, llegando a creer que somos eso ‘que vendemos’.

No nos gusta exponer nuestra debilidad al mundo, por eso mostramos falsas fortalezas, y esto si cabe, aún nos hace más débiles …

Una de las 3 actividades a trabajar en este TeamBuilding de la escuela, sería mostrar las debilidades y fortalezas del grupo (tanto a nivel personal, como colectivo).
Para ello, dividimos a los asistentes en dos grupos.
Tratamos de observar como funcionaban en bloque, y analizamos de esta manera la capacidad de liderazgo de todos ellos, la asertividad y la habilidad no sólo en bloque, si no para ayudar al compañero.

El Juego de las vías

 

Tras este 1er RollPlay, vemos rápidamente quienes son los miembros del grupo o equipo de trabajo que tienen las diferentes habilidades clave:
Los que tienen capacidad analítica inmediata, los que dirigen al colectivo, los que obedecen sin más y los que «se esconden».

Son aspectos fundamentales (en cualquier grupo o empresa) a la hora de mejorar, no sólo las relaciones entre los compañeros/as, si no la mejora productiva en determinadas áreas de negocio, en la visión del cliente o las ventas.

Con estos ‘Budget’ individuales y corporativos, miramos de trabajar de forma continuada en actividades no puntuales y asiladas, si no periódicas y evolutivas. Es la única manera en la que el ser humano aprende y evoluciona, a través de la práctica y formación continua.

Nuestra forma de interpretar las cosas, es otro aspecto en el que hicimos hincapié.
EL SISTEMA A B C

 

Somos inevitablemente «prejuiciosos» con lo que vemos, siendo a tal efecto, que nuestra capacidad analítica está a la altura de un escáner profesional de primer nivel.
Es por esta razón, que le otorgamos un valor o interpretación a todas aquellas cosas que nos suceden, nos dicen o nos pasan en todo momento, creando de esta manera un CAUSA Y EFECTO a casi todo lo que nos ocurre en nuestra vida.

Con esta manera de funcionar, es inevitable hacer juicios de valor nada más ver a una persona. ¿Y cómo lo hacemos?:
Basándonos en nuestras experiencias, vivencias, educación y otros similares, le damos un VALOR O CONSECUENCIA final a alguien o a algo, nada más aparecer u ocurrir.

Es lo que se conoce como nuestro SISTEMA A (acontecimiento) B (….) C (consecuencia) … siendo B la parte generada para nuestro Beneficio o creencia limitante (sea real o no), siendo en muchas ocasiones (como he dicho) un sistema de creencias limitante, teniendo pues que entrenarlo para que se encargue de buscar más información y no se quede con los primeros inputs que encuentra al recibir el ‘impacto’ de un acontecimiento cualquiera (A).

Juego de las pelotas

 

¿Cuál es la mejor pelota de las tres?

Pues la respuesta, es como muchas veces ocurre en la vida: «Depende«.
Depende para qué se quiera.
Depende de la reglamentación exigente.
Depende del interés el público que la disfrute …

A priori, la mejor de todas a ojos de much@s era la primera. Es el balón oficial de LaLiga de fútbol profesional en España (LFP) para los partidos en período invernal, pero claro … para jugar a volleyplaya, quizá no es la mejor, ni para jugar a tennis, o para «castigar» a balonazos en el juego del ‘balón prisionero’.

Con las personas, ocurre lo mismo. Hay muchas veces que generamos un valor a lo que una persona presenta nada más aparecer. Es inmediato, casi inconsciente.
Con los clientes que acuden a la estación de esquí, ocurre nuevamente lo mismo, otorgando capacidades y habilidades de ante mano, condicionando mucho nuestro trabajo posterior con ellos … ¿Existe alguna manera de evitar realizar estos Causa – Efecto?

Fíjate … ¡que alto y pesado está ese tipo … Difícil veo que pueda esquiar con una buena técnica

Ostras … ¿quieres decir que ese monitor podrá enseñarnos algo? Se le ve muy joven e inexperto …

Todo el mundo, realiza juicios de valor, pero poca gente (por no decir nadie), se reconoce en su error una vez ha «roto» su creencia limitante.

 

Para entender como funciona nuestro sistema Lógico VS el emocional, realizamos un último ejercicio que combinaba lógica, coordinación, atención y subconsciente.
Hay veces que aunque queremos hacer o decir algo, realizamos o decimos lo contrario, y el subconsciente nos traiciona (ya sea de manera directa o en forma de comunicación no verbal a través de gestos, tonos o similares).

Juego de las contradicciones

 

De manera tan sencilla como vemos en el vídeo, nuestros hemisferios nos traicionan muchas veces en situaciones algo ‘más complejas’ que en la que vemos aquí.

No siempre ejecutamos la orden que de entrada queremos transmitir a nuestro cuerpo. Hay quienes de manera más ordenada consiguen hacer prevalecer esa orden y hay quienes se dejan llevar por otros impulsos menos racionales. Se hace patente la preferencia emocional VS la racional en los asistentes.

Los hay que se lanzan en seguida y los hay que piensan ‘la ejecución’ 1 seg. más para no fallar (y aún así, los hay que fallan).
Parecen ejercicios inocuos, insustanciales y sin mucho ‘jugo’ de entrada, pero pueden poner de manifiesto muchas intenciones dentro del colectivo o grupo de trabajo.

La idea es hacer trabajar al grupo en el «todos a una», ya que aunque estemos trabajando en una escuela que busca la docencia individual de cada cliente, ha de caminar hacia una misma filosofía e idea de trabajo, de tal manera que quien acuda a la fantástica estación de esquí de la Vall de Boí, tenga claro que todos los miembros del staff disponen de las Aptitudes y Actitudes necesarias para ofrecer al público general una excelente jornada de nieve y montaña.

 

 

 

Nano López
Activador Emocional
Formador de Habilidades Sociales
y Deportista de Carreras por Montaña

2 comentarios

  1. Que bueno que se destine energía y recursos al desarrollo de capacidades clave que ayuden a que las relaciones entre los trabajadores de la fantástica estación de esquí de Vall de Boí sean más afectivas y efectivas. Felicidades Nano por el trabajo realizado.

    1. Muchas gracias Jose. Intentamos trabajar herramientas básicas en los «equipos de trabajo», como la cohesión y la buena habilidad de comunicación. En tipos de trabajo con orientación abierta (facetoface) al cliente, es básico ofrecer un clima favorable para facilitar el aprendizaje de los alumnos que solicitan estos servicios. Seguimos trabajando en este 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.