La Zoelae Trail es una prueba disputada en territorio luso, concretamente en el término de Bragança, al norte de Portugal, limítrofe con la provincia de Zamora.

Una carrera de montaña, con no excesivo desnivel, y 25 km de distancia.

Con la inclusión de una prueba de distancia express, con aproximadamente 14 km, se aunaban un total de aproximadamente 250 atletas dispuestos a recorrer la línea recta entre el pueblo do Castelao y Bragança (con variables lógicas por la diferencia de Kilometraje).

A sabiendas de que era una carrera muy explosiva, no quedaba otra que salir rápido y sacar la lengua desde el principio..
Había «chicha» con la que pelear. Romeu Gouveia, campeón absoluto Nacional, con tan sólo 23 años, y miembro del Team Salomon iba a hacer que la carrera fuese vibrante desde la salida. También corredores locales y bienvenidos de la península, aprovechando el verano, tendrían mucho que decir durante todo el recorrido.

Pese a que se informó de que habría 5 habituallamientos, sólo vimos 2. Uno de ellos, dos «rapazinhos» con dos garrafas de agua …

Algún tramo algo «más pesado y pistero» nos llevaba con casi 17 km’s al tercer puesto, según nos indicaban unos guardias urbanos que cortaba una carretera.

Tras coronar la última cima en la última ascensión, (por donde es característico en estas zonas de la meseta hacerlo, los cortafuegos), descendíamos vertiginosos hacia Bragança.

Era una larga pista, hasta llegar al río, y de esta manera, intentar coger una cadencia regular para no pecar por el esfuerzo en los últimos compases.

Restaban aproximadamente 7 km’s y en ese 2º y mejorado habituallamiento, con fruta y otros dulces, apareció Luis … Un policía local, atleta, maratoniano, un señor de 58 años, que traía un ritmo endiablado… ¡Qué barbaridad, y qué envidia!. Junto a él, emprendimos un «toma y daca» hasta prácticamente meta, donde flaqueó por el esfuerzo (y por el calor) en la subida final ,,, (como me comentó instantes después, se le antojó «sobrante» ese tramo de casi 2,5 km’s por la ciudad, subiendo al castillo de Bragança), y pese a insistirle en entrar juntos, se quedó finalmente, aflojando del todo el ritmo que traía.

La entrada en meta era una preciosidad, todo sea dicho. Ambiente medieval, con historia y gran animación de la organización, con bailes típicos de la comarca y gran cantidad de público.

Pese a no entrar junto a mi colega «Luis», decidí retroceder una vez llegado a meta, para recibirlo como se merecía. Ojalá podamos llegar a cierta edad con la misma salud y la ilusión por competir que él. Un ejemplo para todos, este tipo de atletas que siempre sonríen y lo dan todo, disfrutando de lo que más les gusta.

No era una prueba que figurase en el calendario veraniego, por eso he de agradecer a @ZoelaeTrail la invitación de última hora, y a Antonio Del Pozo (director de Ultra Sanabria) su confianza y compañía.

Fue un placer participar en el pueblo vecino, de una prueba que de buen seguro repetiremos el próximo año si estamos por allí. Igualmente, conocer a Romeu, con el que coincidiremos en el Ultra de Sanabria (aunque en distinta modalidad). ¡Qué fenómeno de corredor!.

 

Nano López
Activador Emocional
Formador de Habilidades Sociales
y Deportista de Carreras por Montaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.