Todos conocemos muchos Héroes a Posteriori, y hoy en día esta figura tan «nuestra», ha incrementado su porcentaje de popularidad, hasta cifras que asustan al ciudadano de a pie …

Mostrar un punto de vista, opinión o valor hacia una situación, acontecimiento o decisión, es muy loable y/o respetable, cuando se hace previo al suceso o a la resolución de los hechos.
Hacerlo cuando ya ha acontecido (sea lo que sea), y con los resultados visibles, es más bien algo característico del «oportunista», o dicho en ‘argot’ futbolero, digno de «Tribunero» … (dícese de aquel que desde la Tribuna del estadio, lo ve todo con suma facilidad, detalle de análisis, mejora del rendimiento).

 

El Héroe o Capitán a Posteriori, es algo que seguramente existe en la mejor de las familias, pero si bien es cierto, parece algo muy cultural y extendido entre muchos de los habitantes de nuestro país.
De tal manera, todos conocemos aquel amigo, familiar o compañero de trabajo que es «médico, entrenador de fútbol, ingeniero automovilístico, analista financiero, tasador, comercial experto de electrodomésticos, televisión y sonido, así como arquitecto de obras tanto públicas como de reformas en el hogar….», y es que LO SABE TODO, o conoce siempre a alguien que domina el tema ….

Suele acuñar frases típicas como «ya lo dije yo» … ó «estaba claro que era un error» ó «si es que es de cajón, no tenía ningún sentido hacer tal cosa» … Obviamente, expresiones que siempre aparecen a posteriori.
Da igual que JAMÁS hubiera practicado ese deporte (ya no hablamos de haberlo hecho si quiera a un mínimo de nivel profesional), no importa que ni siquiera haya estudiado esa licenciatura o que se haya doctorado en ningún máster de ciencia y biomedicina …

Pero .. ¿por qué nace esta figura entre la población?
Si analizamos un poco más en profundidad los sesgos psicosociales que representan a este ‘super héroe’, quizá nos llevamos las manos a la cabeza, a la vez que acuñaremos con signos de exclamación algo así como «Ahhhhhhhhmiiiiigo…»,,, y es que los héroes a posteriori, suelen ser personas demandantes de reconocimiento continuo, basándose en la aportación de datos constatables o aportando enlaces a noticias, que confirmen sus juicios de valor u opinión.

Dicho de otra manera, la autoestima no es algo que abunde precisamente entre estos ‘surcadores’ de los cielos.

«Salir en la foto», es algo muy habitual en el ámbito de la dirección de empresas.

En vuestro trabajo, quizá reconozcáis este tipo de acciones como «puesta en valor» (a través del departamento de comunicación u otra área de apoyo y visualización de la acción).
Existen muchos tipos de puesta en valor, la cuestión es distinguir «fondo VS forma» de cómo llevarla a cabo.

– Fondo: En referencia a la acción en sí. Existen muchos tipos de acción empresarial, ya sea de progreso, de mejora continua, solidaria o social… Es fantástico que existan empresas volcadas en el reconocimiento (no sólo interno, si no también de forma ajena al grupo) y al refuerzo positivo de todo tipo de acción.

– Forma: La manera en cómo se «eleva» la acción, para darle visibilidad, «situarla en posición de privilegio» y sobre la que se suman no sólo los responsables de la misma, si no los «medallistas» o héroes a posteriori …

Los medallistas
Los medallistas, son ese tipo de personas que se apuntan a todo éxito, logro, descubrimiento, ‘notición’ o reconocimiento social, empresarial, deportivo o similar …
Da igual que hayan sido partícipes implícitos o no,,, no importa que no hayan tenido nada que ver con la acción,,, no importa que incluso sea otro departamento al suyo, ni tampoco les preocupa si quiera estar cerca de conocer con algo de experiencia ese campo en concreto.

El medallista ‘alardeará’ orgulloso de lo bien que se ha hecho algo (una vez está hecho, claro), y publicará/anunciará con la 1ª persona del plural, todo lo que (otros) hicieron para conseguir ese resultado.
No busquéis nunca a un medallista entre frases como «me equivoqué ,,, no tenía razón y mi decisión no era la correcta», y ni mucho menos esperéis verlo diciendo «perdón, pensé que podría funcionar, pero no es así».

Héroe o Capitán a Posteriori y Medallista, no tienen porque ser la misma persona, todo y que la tendencia es que «vayan de la mano» …

No hace falta discutir, llevar la contraria o intentar convencer a ninguna de estas personas de nada, ya que su objetivo va a ser el mismo contigo, por lo que si no quieres peder tu tiempo (a no ser que te vaya la marcha y quieras estar un buen rato entretenido), mejor no entres a discutirle nada ,,, su cantidad de artículos, enlaces, conocidos y expertos, te abrumarán hasta dejarte agotado e incluso dubitativo sobre un «a ver si va a tener razón», que ¡cuidado!, a veces si la tienen ,,, (pero como cualquier otra persona, ante cualquier tipo de situación).

 

Nano López
Activador Emocional
Formador de Habilidades Sociales
y Deportista de Carreras por Montaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.