El Foldeo es un término empleado, para definir el hecho de modificación o ruptura de un plan o acontecimiento.

Foldear implica manejar aspectos clave como la empatía y la habilidad social, ya que consta principalmente de una base primordial, como es la sinceridad y honestidad.
Es muy posible que un plan previamente establecido, deje de apetecernos transcurridas unas horas o días, y no por ello, estamos obligados a llevarlo a cabo. Basta con decir, por ejemplo:

«Si no te importa, dejamos para otro día ese café que teníamos pendiente, ya que hoy no me apetece mucho y me gustaría quedarme en casa. Muchas Gracias :)»

El Foldeo, tiene diferentes fases:

1- Maduración: Es importante que la persona que lo practica, sea lo suficientemente madura para afrontar con asertividad aquello que quiere transmitir. Normalmente, damos muchas vueltas a las cosas que queremos decir, con tal de evitar «una confrontación» o situación desagradable

2- Aceptación de la realidad: Es muy probable que la persona a la cual ‘foldeemos’, no le agrade mucho esta especie de «plantón» (quizá no tenga trabajadas las mismas técnicas de habilidad que puedas tener tú).
Lo primero, es como ya he dicho, exponerlo con la mayor asertividad posible. Lo segundo, es pensar que no depende de ti el cómo se toman las cosas los demás, y esto es capital para poder afrontar muchas situaciones de la vida.

3- Ejecución: Obviamente, el foldeo tiene que tener un reemplazo. Es decir, quizá pospongas una cena, un café, una reunión ,,,, Pero has de agendar esa cita de forma venidera, para completar el foldeo de forma correcta.

Explicaremos, próximamente, más ejemplos y definiciones de FOLDEO.

Si quieres saber más sobre este tema, no dudes en contactar conmigo.

Nano López
Activador Emocional
Formador de Habilidades Sociales
y Deportista de Carreras por Montaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.