La Curva Flow, determina el mínimo en el que has de situar tus habilidades, con tal de conseguir el objetivo que pretendes.

Dicho de otra forma, para conseguir un objetivo, a veces las habilidades o capacidades son relativamente irrelevantes, pero para según qué misiones o proyectos, necesitamos desarrollar junto a nuestra actitud, un número determinado de Habilidades.

La Curva de Flow nos dice, que cuando estemos haciendo algo, enfoquemos toda nuestra energía para realizar ese cometido. El estar haciendo algo, mientras pensamos en otra cosa, es el principal motivo generador de estrés.

Hay que ser realista, ambicioso y disponer de una buena actitud.

A veces, conseguir tu objetivo se convierte en una obsesión, y generamos un estado de ansiedad que nos atormenta. Es cuando estamos por encima de esa línea o curva FLOW, y comenzamos a generar estados de ansiedad y bloqueo.

Por contra, cuando no generamos expectativa alguna, y nos dejamos llevar sin intención ni ilusión, ante cualquier cosa que nos pasa, acabamos por caer en la zona del «aburrimiento» y el pasotismo.

Es por eso, que la importancia radica en mantener una tensión razonable, la cuál nos permita desarrollar habilidades suficientes para conseguir aquello que nos proponemos, pero SIEMPRE siendo conscientes de que incluso habiendo preparado muy bien algo y desarrollando capacidades para tal objetivo, podemos no conseguir tal fin. Como diría un humorista, «no pasa náaaa» ,,, La idea es aceptar que no siempre se consigue lo que se pretende, ni siquiera habiendo dedicado el tiempo suficiente y las energías necesarias.

El FlowEmotion nos servirá para determinas objetivos razonables, desde el sentido común y la aceptación de que es posible, que el éxito radique en el fracaso previo.

Si quieres más información sobre esto, no dudes en contactarme.

Nano López
Activador Emocional
Formador de Habilidades Sociales
y Deportista de Carreras por Montaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.