3 DIAS TRAIL IBIZA

Los 3 dias Trail Ibiza, ponen «fin» a la temporada de TrailRunning en nuestro país.
Seguramente, es para muchos un fin de semana dónde encontrarse con amigos y amigas del ‘mundillo’, para otros, una oportunidad para disfrutar de la isla blanca en el período más tranquilo junto a la familia, pareja o compañeros de carreras …  para mi, es sin duda el momento ideal para ir a Ibiza como más merece ser disfrutada, conocida y respetada: Fuera del período estival, de la explotación turístico empresarial, evitando la masificación y «prostitución» de playas, restaurantes auténticos, bosques y otros atractivos de la isla. ¿Se nota mucho que no me gusta el concepto de PartyIsland? XD XD ..

Además, en esta mi primera participación (en la que sería la 10ª edición), iría de la mano del programa de radio de Running y TrailRunning más escuchado en PODCAST y YOUTUBE de nuestro país:

INGRÁVIDOS. Programa el cual capitanea y presenta el periodista y divulgador de contenido de Running y TrailRunning,  Juanjo López.
Bajo su dirección y junto a Dani Sanabria y Jessica Trujillo (dos periodistas del «mundo del correr»), íbamos a configurar el trio de Ingrávidos para los 3 dias Trail Ibiza. (Imperdibles son los podcast previos a la prueba, que podéis escuchar en el canal).

Por lo que a mi respecta, iría desde Catalunya junto a la «sister» Nuria Picas para disputar la modalidad maratón del sábado.

La prueba ibicenca, además de ofrecerte la posibilidad de correr los 3 días (con un prólogo «urbanocturno» el viernes por Ibiza ciudad de 10k y otra etapa final de CrossTrail el domingo en Santa Eulària), te ofrece la opción de disputar una modalidad corta de 10k, 1/2 maratón, maratón 40,5k o la más intrépida, la Ultra de 74k el sábado).


Una vez aterrizados y junto a nuestra «compañera de fatigas, ferias y payasismos varios, la tata Nuria», nos dirigimos al Hotel que la organización había dispuesto a Partners, patrocinadores, prensa/media, invitados y también a corredores que quisieran inscribirse con Dorsal + alojamiento, en una opción más que interesante, que en la web de inscripción detallaban a la perfección.

El THB los Molinos, contaba con todo lo necesario para hacerte disfrutar del descanso, el entretenimiento y la gastronomía. Además, su ubicación (junto al castillo de Ibiza) ofrecía una comodidad excelente para desplazarte a pie a casi cualquier destino. A mi, y ante la ausencia de última hora de Juanjo, la organización me había facilitado una habitación junto a Pau Venteo, un excelente fotógrafo deportivo, que se estrenaba en esta disciplina deportiva.

Tras una tarde/noche en la que paseamos por Ibiza centro (precioso en esta época del año), y tras alguna excursión algo «Dora Exploradora» por sus calles y fantástico entorno, nos iríamos al hotel a descansar.

Como ya he dicho, la época Otoño/invierno es un período muy recomendable para visitar la isla. Su esencia se destapa y seguramente, no tendrás ningún problema para adentrarte en sus orígenes (gastronomía, gentes, historia y evolución)… Yo personalmente, tuve le oportunidad de vivir en ella hace ha casi 20 años y puedo decir que es (junto al otoño) sin duda, la mejor época del año en la isla blanca.

El primer día sería largo, ya que a las 9 a.m., Nuria nos había convocado a un «trote activador» mañanero, abierto a todos los públicos (y de obligado asistir para sus allegados…). Además, contaba con un sorteo final, el cuál pese a los intentos de chantaje y tanteo a la prevaricación, se celebró limpiamente.
La organización incluía MP, por lo que la cena en el hotel estaba incluída, además tenía muy buena pinta. Tras unas risas y comentando la jornada del jueves, nos íbamos a dormir a las 22:00.

El atardecer desde la terraza de la habitación 🙂

DÍA 1: PUERTO DE IBIZA – PUERTO DE IBIZA (10,400 Km. 400 + )

A primera hora, y en ayunas, como decía, tendríamos un trote grupal por un sendero costero,  para deleitarnos del paraíso balear. Unas aproximadamente 30 personas, (fotógrafos incluidos) íbamos a ir hasta el Castillo para ponernos en modo ON.

Tras la salida, una buena carga de Hidratos junto a Dani y Jessica en un restaurante cercano, nos pondría en «liza» para encarar la primera jornada.
Previo descanso de un par de horas en el hotel, nos dirigiríamos a las 19:00 al puerto de Ibiza, lugar en el que se citaba la prueba para dar comienzo con este prólogo nocturno y urbano, a esta 10ª edición 3 dias Trail Ibiza. 

Con Dani, iríamos trotando hasta el punto de encuentro/salida, ya que así aprovecharíamos para calentar un poco con el ‘paseo’.
Mucho frío y viento, sobretodo viento … La verdad, es que según se acercaba la hora, éste se hacía más palpable y peligroso. Fue el viento, el culpable de causar el susto del fin de semana, al tirar el árbol de navidad metálico que yacía supuestamente fijado en el puerto, encima de la multitud que allí nos encontrábamos. La suerte o el destino, quiso que sólo se produjera una herida leve, que se encontraba en el público, junto al arco de salida.

Ceñidos a lo que deportivamente se refiere, la salida (tras demorarse unos minutos) se iba a lanzar viento en contra con todos los «písteros»  espadas en alto, dispuestos a conquistar la primera etapa urbana, por las calles del puerto.


Pasadas las 20 pues, se daba pistoletazo a esta nueva edición de la 3DiasTrail Ibiza.
¡PAMMMM! —–
La salida, como era de esperar es fulgurante. En ella, todos nos lanzamos hacia las céntricas calles de Ibiza (previa extensión hacia el final del puerto para estirar el pelotón), y así comenzar este circuito de 2 Loops, con la ascensión hasta el castillo de Ibiza, alternando un 90% de suelo urbano y empedrado y un 10% de tierra y corto sendero abocado al mar.

Nada más empezar, vemos como los corredores «afalteros» toman ventaja.  Por mi parte, miro de coger un buen ritmo (el que me va bien) y junto a Mireia Pons, comenzamos la primera de las rampas por las preciosas calles del puerto. Es un circuito bastante «puñetero» ya que las calles son inclinadas y el adoquín/piedra puede estar algo húmedo, pero al mismo tiempo, es extremadamente divertido, ya que combina diferentes zonas de la ciudad de Ibiza. Una de esas zonas, es un descenso pronunciado por un sendero boscoso, frente del Castillo Dalt Vila, Patrimonio Mundial de la Unesco.

El circuito, compuesto como digo de 2 vueltas de poco más de 5 km’s, combina zonas inclinadas, alguna técnica (semi boscosa), y amplias por las calles de Ibiza.
El descenso al puerto en el primer loop lo hago rápido, y lo completo en 25’33» .
Tras voltear la zona de llegada, encaramos la 2ª vuelta, a buen ritmo y sin excesivas molestias en el bíceps femoral izquierdo o isquio (venía tocado desde hacía algo más de 1 mes, tras UltraSanabria y Mitja del Castell).


En este segundo parcial, me encuentro sólo (no veo nadie por detrás) y en algún tramo, puedo ver algún corredor por delante. Miro de apretar en las zonas favorables.
Las partes de ascenso, me hacen sentir cómodo, con ganas. La animación se reparte por varias partes, y las calles del puerto en invierno se muestran preciosas (su luz, tranquilidad, su arquitectura …). Viejos recuerdos se me agolpan al pasar por ellas ..
En seguida llego a la parte de tierra, la cuál me hace tomar referencias al ver a 3 corredores que están encartando el ascenso hacia el castillo.
Empiezo a cazar a alguno de ellos, y noto que la parte final, la podré hacer a un ritmo bastante alegre, suelto, cómodo ..

Foto de Pau Venteo

El descenso zigzagueante hasta el puerto, es rápido y sin querer, hace que aceleres cada vez más y más…

Completo el segundo parcial con unos 24’38», casi 1 minuto menos, realizando un crono final de 50′ 11″, y un 15º puesto de entre todas las modalidades.
Contento y satisfecho por esta primera jornada en sensaciones y disfrute.

DIA 2: SANT JOSEP SA TALAI – SANT JOSEP SA TALAIA (42 KMS. 1900 +)

El segundo día, es el día de la Maratón (al menos para nosotros). Para muchos otros, la jornada comienza a las 6:00 con la modalidad Ultra:.
Los que disputamos la maratón, nos enfrentaremos a un recorrido «rompepiernas» que nos hará sumar los 42 km’s, con un desnivel acumulado de 3.800 metros. Parece mentira que la isla pueda ofrecer estos desniveles en tan «pocos» km’s.

La salida, a las 9:30 desde el pueblo de Sant Josep, pondría en el disparadero a gente como Nuria Picas o Luis Alberto Hernando, atletas con un palmarés mundial casi inigualable.
Junto a ellos el resto de mortales, y de entre ellos, gente muy muy rápida …

Y tras los saludos pertinentes y comentarios referentes a la jornada anterior, (bajo un día más de primavera que de puertas al invierno), tomamos la salida en … 3, 2, 1 … PAAAAAM !!!!


Por delante, un recorrido ciertamente exigente, lleno de muchas sorpresas a pesar de los prejuicios realizados mirando el track que la carrera había colgado en wikiloc.
Creyentes de encontrarnos mucha pista, zona «ancha» y corredera, veremos a lo largo del trazado que los senderos, zonas escarpadas, técnicas e incluso expuestas, se van repitiendo para poner las piernas a tono. Un trazado diseñado para hacerte levantar la cabeza y exclamar varios ¡WOOOW!…

La salida, desde Sant Josep, por sus calles, te lleva a un pequeño tramo ascendente (que coincidirá con la parte final de la prueba), el cuál vamos realizando en grupo, a un ritmo conservador, ya que como digo son los últimos dias de calor extremo de este alargado veratoño, con temperaturas que ronzan los 30º. La estrategia de hidratación y alimentación que he elegido es:

1 bidón de 500ml en el cinturón
1 bidón de 250ml en la mano (auto ajustable con correa).
3 geles 226
4 cargas de Tailwind Nutrition 

La carga de alimento líquido, aporta Magnesio, Hidratos y sales minerales cada 1h15′, por lo que mediremos con los avituallamientos la carga necesaria para el esfuerzo que la prueba nos va a demandar.

Al primer avituallamiento (km 6), llego junto a Luis Alberto, parando ambos para recargar el pequeño bidón de 250 (repito, que es un día de calor y esto puede hacernos pagar caro los esfuerzos mal gestionados más tarde), mientras otros 3 corredores no hacen «pitstop».

Nos encontramos en una pista en semi descenso largo, alternándose con divertidos «corriols/senderos» de pinos ibicencos, hasta el km10. Entre bromas y comentarios distendidos, vamos echando unas risas para, sin darnos cuenta, hacer estos primeros 10 km’s, en un grupo de 4 corredores.

«Se nota que Luis está en otros derroteros.
Me dice que no está entrenando ya, que sale «al monte a disfrutar» y está claro que así es,,, Hoy, va con palos, haciendo bromas y a un ritmo que para muchos sería exigido, pero que para él, es un ritmo cómodo XD…»

Llegados a este punto, comenzamos un ascenso pronunciado hasta el km 12 (Puig d’en Serra), que nos arroja unas vistas fantásticas al Mediterráneo, con Formentera de fondo.
En este ascenso, tomamos algo de ventaja sobre el pequeño grupo de 4 corredores que habíamos formado hasta este punto anterior. Las sensaciones son buenas, y me siento cómodo subiendo un punto el ritmo.

Comienzo un transitar por entre alguna zona semi residencial, expuesta en algún punto, espectacular incluso. Hago los 2 km’s de descenso tras Puig d’en Serra con cierta ligereza (no quiero pasarme, a veces no te das cuenta y te pasas del «punto»).
Con las energías casi intactas y una buena sensación de «trote», me planto en el km 14, y me topo de frente con el primer momento surrealista de la mañana….

Es una pista. A lo lejos, 2 personas que bajo mi parecer parecen 2 voluntarias indicando un desvío. Según me voy a aproximando, voy dando cuenta que no, que de voluntarias tienen lo que yo de sexador de pollos … Se produce un diálogo de confirmación de sospecha:

-«Hola … ¿Todo bien,,,, ?
-«¡ No, no … se nos ha,,, se nos ha … (lloros) quedado el coche, y ,,, y … no, no….!»
– ¿Perdón? … (Veo un pequeño 4×4 semi introducido en una pequeña zanja … y sí,,, se me ocurre una idea surrealista y poco racional en carrera).

(¿mmmm queréis que mire de … sacarlo? ) ..
– Ayyy,,, por favor, si .. pero estás… estás en una carrera o que …
– Si si,, bueno, voy a ver.

Y si,,, efectivamente, sin saber muy bien por qué, me vi metido en un coche, mientras dos chicas me miraban preocupadas, tratando de sacarlo de allí, ayudado entre marcha corta y freno de mano. La caída no era muy allá, pero metro y medio/2 metros ya había … (Aún no sé muy bien que se me pasó por la cabeza para hacer tal cosa XD …). Tampoco estuve mucho tiempo, un par de minutos o 3.
Tras el agradecimiento pertinente, y una sonrisa pincelada de surrealismo absoluto, retomo mi carrera. ( -_-  Cosas que me pasan a mi y que yo sólo hago que sigan su curso -_-).

Veo que pese a esta pausa, no me han dado caza los corredores que había dejado algún km atrás… Los siguientes 5 km’s son un transitar entre zonas semi urbanas (mucha casa y gente por la zona), que preceden a entrar a Es Cubells (2º avituallamiento y zona en la que los corredores de Media Maratón salían a media mañana).
En este avituallamiento, como es lógico, hay mucha gente. (Amigos, familiares, acompañantes de la modalidad 1/2 maratón y también otros que siguen Ultra y Maratón).
En él, también están varios fotógrafos, y una de las fotos que más me gustan de los 3diasTrailIbiza, es esta de Pau Venteo, en la típica edificación ibicenca, de arcos y color blanco. 

Fotografía de Pau Venteo 

Tras el paso Av.2 y control, comienza la fiesta de encontrarte con corredores que no sabes de qué modalidad son … En cierta manera, a mi me gustas, me anima ir pasando participantes en algún punto o zonas. (Puede arrojar momentos estresantes, en zonas estrechas o cuando topas con personas que no te facilitan el paso, pero se gestiona de la mejor manera posible XD).
Incluso hay gente, que al verte llegar aprieta el ritmo en lugar de cederte el paso y nada más pasarlo, se te engancha para «ir al rebufo» aunque sea unos metros. Me pasaron ambas dos situaciones y he de decir que no me molesta en absoluto, jeje, de hecho reímos. y comentamos «la jugada».

Nada más salir de Es Cubells, bajamos unas escaleras y tocamos prácticamente mar. Nos encaramos en una vía de acceso a urbanizaciones, (asfalto), por la que transitamos durante unos aproximadamente. 2 km’s. Diría que esto «es un engorro» en cualquier otro lugar, pero no en Ibiza.
Estábamos colgados al mar, y hasta me gustó tener unos minutos de asfalto y gente alrededor :).

Tras el asfalto, comienza una ascensión preciosa, tras pisar por primera vez la arena de playa en (Cala Llentrisca), para subir de esta manera hacia el  Cap des Jueu, con espectaculares vistas como se podía presumir.
En la ascensión, adelantamos a un groso importante de corredores, que ofrecen ánimos los cuales se retornan en mutua intención hacia ellos/ellas. Como ya he dicho, me gusta encontrarme gente, te anima, hace que liberes endorfinas a «chorro», y hasta recuperes ritmos perdidos por la fatiga.

Es el km 25,5 y comenzamos la parte crucial de la prueba, donde como decíamos anteriormente, los excesos comenzarán a pasar factura a much@s corredor@s, y es que es un día donde las temperaturas llegan a marcar los 26º.
Tras un pequeño ascenso, enlazamos un «sendero» ciertamente vertical, en el que varios corredores nos colamos, y hacemos un recto hacia abajo (marca en cinta hacia la izquierda que no vemos). Algunos se desesperan (me los encuentro de cara cuando también bajaba perdido). No sé por qué, pero me río … mucho, y hasta hago alguna broma, no muy aprobada por ellos.

Somos un grupo de 5 que nos hemos formado en este desvío, y que nos dirigimos hacia el avituallamiento del km 30.

En este grupo, coincido con dos compañeros de mi modalidad, con los que junto a un 4º y un 5º (de otra distancia), avanzamos hacia la playa de Cala d’Hort.
Es un punto crucial como decía, ya que por delante, queda el último cuarto de carrera, donde se pueden decidir muchas cosas. Hay que recargar el último bidón de Tailwind, y afrontar el último ascenso hasta Roques Altes.

Por delante, nos indican que va primero Enric Pons (claro destacado), asomándose hacia la clara victoria en esta distancia Maratón.
Tras él, 5 corredores pelearíamos por los otros dos puestos en el cajón. Por delante, 7 km’s de un ascenso sinuoso, pronunciado al principio y tendido, extenso a través de una larga pista hacia el final en alto, previo descenso a meta.
Poco antes de llegar a esta pista, nos encontramos una de esas situaciones que ponen a prueba ciertos valores y fundamentos no sólo de este deporte, si no de nuestra sociedad actual.

Es el km 33 aproximadamente, y el grupo en cuestión nos encontramos recién caída en el suelo a una chica que corría otra modalidad/distancia de los 3 dias Trail Ibiza.
Acababa de tropezar y caer al suelo, dando muestras de un fuerte dolor en la parte posterior del muslo. Aminoramos la carrera para hacer el «intento» de ayudarla, pero sin transcurrir 5 segundos si quiera, el cuarteto que me acompañaba siguen su curso sin más dilación …
Me quedo a cuadros viendo que dos de ellos, ni siquiera miran hacia donde está la chica, dando por hecho que otro se encargaría… Obviamente, ese «otro» acabaría siendo yo, que (sin deseo de reconocimiento a la causa, ni honores de ningún tipo) acabo quedándome allí con ella, atendiendo un claro y manifiesto ataque de ansiedad (estaba llorando y con dificultades para respirar bien).

Quiero destacar, que el reglamento te obliga a atender cualquier incidencia igual o similar a la que explico, añadiendo que más allá del mismo reglamento, está la condición moral y humana de hacerlo, por encima de cualquier objetivo deportivo o de realización egopersonal … 

Intento calmarla sentándola en una piedra,,, El resto de corredores ya hace rato que se han ido. Pasa gente, preguntan … Obviamente habiendo alguien, ya no es necesario que nadie más se quede.
Tras unos minutos intentando ayudarla a recuperar la respiración, comenzamos a andar de la mano, para ver si es posible que llegue al menos hasta el siguiente punto. Va recuperando el aliento y superando lentamente el fuerte dolor inicial. Llegamos a un «cruce» en el que comienza a subir un sendero. Diálogo:

-«¿Puedes alargar la pierna a ver si puedes hacer fuerza y subir?. Yo te ayudo cogiéndote del brazo «…
(le cuesta)
– «¡Si si ,,, puedo … gracias,,, uffff ! (me dice ella).
– «Genial … va, poco a poco».
(Llegan 3 chicas que se detienen a preguntar).

A la asistida, le pregunto por qué lleva el chubasquero puesto, y me dice que le habían dicho que era obligatorio llevarlo, pero claro ,,, hace calor y no hace falta que lo lleves puesto (le digo). Le ayudo a quitárselo y una vez veo que está estable, semi recuperada y consciente de donde está y cómo se encuentra, me despido deseándole suerte para el destino a meta…
Han pasado unos 11 minutos aproximadamente…

Más allá del tiempo perdido, de las sensaciones que pudiese llevar, y un largo etc que no quiero relatar a modo «cansino/excusatorio», me parece indignante que en una prueba en la que lo único que vas a jugarte, es un pódium, haya gente que ni si quiera se preocupe por alguien que puede haberse hecho daño o pueda tener problemas de salud ciertamente importantes. (Estamos hablando amistosamente, de los 3diasTrailIbiza … no del mundial de TrailRunning…).
Con ello, pongo de manifiesto una vez más que el ser humano es egoísta en crecimiento geométrico, y la autorrealización, el reconocimiento social (de muchos tipos) y el beneficio personal, están por encima de cualquier situación desfavorable de alguien ajeno a uno mismo.
Añado (como opinión personal), que el ego deportivo en el entorno popular/aficionado, ha comenzado a hace tiempo a adquirir unos tintes ciertamente preocupantes (a nivel social, humano como digo, e incluso moral). El deseo como digo, de conseguir el éxito y mostrarlo socialmente a tu entorno, está haciendo que salgan a la luz actitudes soberbias, chulescas y muy distintas a las que mucha gente cree que hay en este deporte.
Opiniones tantas como colores (habrá quien piensa que habiéndome parado yo, para qué se iba a parar nadie mas), pero sinceramente creo que es algo que tenemos que plantearnos
abiertamente, para ver hacia donde está yendo todo. 

 

Tras este «tocho descriptivo/explicativo», quedaba retomar la carrera, para afrontar unos aproximadamente 9 km’s finales hasta la meta de St Josep.

Cabe decir, que en este pequeño receso, pude descansar un poco y lo agradecí, (hay que decirlo todo). Quizá si hubiese seguido al ritmo que veníamos, habría «petado» como se suele decir en el argot runner  (o no…) XD …
Me vuelvo a sentir cómodo rápidamente (parece que el Kharma me haya «chutado» con un plus de energía), por lo que tengo tiempo de atrapar a algún corredor e incluso animarme junto a otro de la modalidad media maratón, para encumbrar en el último cruce/desvío y comenzar el divertidísimo descenso a meta (coincidente con la parte de ascenso inicial de la prueba).

En este tramo veo a un compañero, con el que formábamos el grupo 10Km’s atrás, con calambres. Miro de ofrecerle algo de sales, pero me dice que está «tieso». Mira de estirar ayudado de un voluntario, que allí se encuentra indicando desviaciones en la prueba de 10k. (Finalmente se recuperaría y llegaría a meta para mantener su posición en la general).

Tras un rápido descenso, entro en las calles de St Josep. El tramo final, es asfalto de nuevo hasta meta.
Paro el crono en meta con un tiempo de 4 horas 14 minutos 50 segundos (según Suunto9), y una 6ª posición final de carrera. 

Contento de completar esta etapa Maratón y las sensaciones llevadas en carrera prácticamente el 90% de la misma.
Triste, por lo comentado en la situación vivida con la accidentada.

Me gusta destacar aspectos positivos, y uno sin duda es la belleza singular de esta parte de la isla, sorprendiéndome incluso en el transitar de algunos senderos expuestos y tremendamente verticales/técnicos que Fátima y todo su equipo nos habían preparado. ¡Sensacional!.

DIA 3: SANTA EULARIA DES RIU – SANTA EULÀRIA DES RIU ( 10 km’s. 405 +) 

El tercer y último dia, iba a ser también una novedad en el circuito de los 3 dias Trail Ibiza. Nos desplazaríamos hasta Santa Eulària des Riu, al este de la isla. La salida, (algo tardía para mi gusto) a las 11:00 de la mañana, iba a generar nuevas polémicas a la dirección de carrera… Mi problemática, sería la contrarreloj que se me había presentado para llegar al aeropuerto a las 13:30 XD …

El recorrido, iba a ser como el primer día, bastante rápido. En esta ocasión por eso, nada urbano.
90% montaña 10% arena de mar. ¡Rock&Roll!.

La salida (y con ella, la polémica) iba a estar dividida por géneros.
Ellas (las chicas) salían primero, unos 10′ antes que nosotros (los chicos). ¿Cuál es la polémica?. Bajo mi humilde opinión, ninguna ,,, más allá del civismo deportivo que se presupone.
¿Bajo el punto de vista de muchos otros?. Pues la problemática de que al menos el 40% de la modalidad masculina iba a superar en un momento u otro a la práctica totalidad de chicas, manifestando la queja en la coincidente de ambos sexos, en zonas estrechas, técnicas y/o de difícil transitar, y que esto, ralentizaba su marcha, al mismo tiempo que ponía en riesgo la seguridad de tod@s ell@s …

Si bien es cierto que esto podría ocurrir, cabe destacar como ya dije unas líneas mas arriba, que el civismo debería ser primordial en este tipo de carreras o competiciones. Hay que pensar que todos están en competición y seguramente pueda haber alternativas o cambios en la decisión de carrera, pero mientras sea así, se ha de respetar a todas las personas que participan en la prueba.
Puedo afirmar sin titubear, que mis ojos vieron actitudes poco nobles (por no decir otra cosa) en algún chico y poco empáticas o cero deportivas, en ciertas chicas …
El ego personal/deportivo, concluyo, reside en ambos sexos, si bien no de manera idéntica, sí de forma similar … Vuelvo a repetir, que está muy bien sentirse rápido, competitivo y mejorar tus expectativas, tiempos, ritmos, etc  .. pero debería construirse y trabajar otros aspectos más importantes que los de la propia competición. Ver la inquina que tienen algunos corredores al verse superados por mujeres, o ver la falta de autoestima de algunas otras chicas cuando le pides paso, dejan patente que hay poca psicología en este deporte y sobrada actitud de «pro», camuflada en cuerpos de popular ..

En lo que a la prueba se refiere, pues como era de esperar de nuevo, salida rápida por la playa de Santa Eularia, y de la misma forma que el primer dia, todas las modalidades juntos hacia el mismo recorrido.

Tras un inicio taquicárdico, llegaba el ascenso por un estrecho sendero, previo paso por Es Caló de S’alga.
En éste, encontrábamos al pelotón femenino, y como digo (por lo que a mi respecta), cero problemas al avanzarlas previo aviso. Tampoco se podía ir muchísimo más rápido aunque fueras sólo (el sendero era ciertamente inclinado).

Tras éste, y llegando a la pista más alta, emprendíamos un veloz transcurrir hacia Punta de Sa Cova Blanca, para retomar por un sendero hacia este punto final en alto (km 3,5). El descenso que nos presentaban entre un punto y otro, era divertidísimo (a la par que peligroso). Encontramos más chicas, pero en mi caso como digo, no tuve mayor problema que algún comentario puntual hacia corredores que habían pasado previamente y ya …

El recorrido, tipo «CrossTrail» era divertidísimo, con partes técnicas de bajada y senderos rápidos entre el pinar ibicenco.
En seguida nos encontramos en el tercio final de carrera, el mismo como decía, te devuelve al sendero que ascendíamos al principio. En su descenso, suelto a dos rivales de mi modalidad (me siento cómodo de nuevo), y en seguida llegamos a la pista que precede al paseo marítimo.

Me presento de nuevo en la playa de Es Caló de S’Alga junto a otro compañero, con el que encaramos la parte final. ¡Apretamos!.

De nuevo en la playa, como digo apretando los dientes, para mirar de arañar segundos al crono final.
Los metros finales para entrar en meta, están llenos de gente animando.

Entro bajo el arco de Santa Eularia con un tiempo final de 53 minutos 49 segundos y una 16ª posición entre todas las modalidades.

Con esta 3ª y última jornada, completamos unos 3 días Trail Ibiza, con un crono final de 5 horas 59 minutos 8 segundos y una feliz 5ª posición General.

https://www.elitechip.net/index.php?zwshow=compdet&idcomp=7011403&compsec=clas&zwlng=es

Una experiencia muy agradecida, innovadora y fresca que Fátima junto a todo su equipo de 3diasTrailIbiza tuvo la gentileza de ofrecernos al equipo de Ingrávidos formado por Dani Sanabria, Jessica Trujillo y Juanjo López (este último, no pudiendo asistir finalmente por problemas personales, y con el que espero poder estar de nuevo en la edición 2024).

Agradecer como digo a Fátima por su amabilidad y trato, a todo el equipo de Trideporte, al Consell balear de Ibiza, así como el trato recibido en THB Los Molinos y resto de Partners de la prueba. Sin duda, una fantástica elección para terminar la temporada de Trail en nuestro país XD.

Hasta la próxima.

Nano López
Activador Emocional
Formador de Habilidades Sociales
y Deportista de Carreras por Montaña

2 comentarios

  1. Leído de pe a pa.

    Te había escuchado lo del coche en Ingrávidos, pero es que te pasó de todo, jajajaujua.

    Buen equilibrio entre disfrute, exigencia y anécdotas.

    En unos meses, más.

    1. Muchas Gracias Álvaro!

      Jeje,, si si, la verdad es que lo que no me pase a mi en carreras,,, Jeje. Pero como siempre digo, hay que competir entre la diversión, si no, no tiene sentido ni «hace ilusión» 🙂

      Un fuerte abrazo, salud y fuerza para 2024 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *